Juegos gratuitos, hasta cierto punto

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Desde hace unos años, la industria de los videojuegos está en auge. Toda clase de personas están teniendo un acercamiento a este tipo de entretenimiento que, hace uno años, sería imposible. Prácticamente todos tenemos un trato más directo o menos con los videojuegos. Y esto está ocurriendo gracias a la entrada de los teléfonos móviles en este sector.

Antiguamente, si querías jugar a un videojuego debías hacerte con la consola en cuestión, y no todo el mundo estaba dispuesto a realizar ese desembolso. Sin ir más lejos, ahora en el propio teléfono móvil podemos descargar un emulador para disfrutar de ese mismo juego.

Pero con los móviles no solo se pueden jugar de manera más accesible otras consolas. El mercado de juegos de telefonía móvil cada vez es mayor, así han surgido nuevos perfiles de jugadores. Estos no buscan aventurarse en una historia que te atrape y te mantenga frente a una pantalla durante más de 100 horas, como podría ser un Zelda Breath of the Wild. El objetivo de estos es pasar un rato entretenido en el transporte público, o mientras esperan a alguien. En definitiva: partidas rápidas de unos 5 minutos como máximo.

Todo esto es fomentado por la aparición de numerosos juegos gratuitos. Pero, si son gratuitos, ¿cómo es posible que sean rentables para el creador?

Aquí surgen dos caminos principales:

Anuncios

Es muy común en los juegos gratuitos ver la inclusión de anuncios. Ya que sean más intrusivos o menos, o que afecten en mayor o menor medida a la experiencia del juego depende del propio creador.

En algunas ocasiones, se encuentran de manera persistente en alguna zona de la pantalla. Otras veces solo aparecen al perder una partida o durante su carga. Y en otras ocasiones se aprovecha para incluirlos como una mecánica propia del juego, siendo de este modo el jugador el que, voluntariamente, pulsa sobre un botón para ver esos anuncios y obtener algún tipo de bonificación como vidas extra o coleccionables.

Micropagos

Este sería el método que genera más controversia actualmente. Se trata de ofrecer el juego de manera gratuita, pero poder obtener ventajas por medio de pequeños pagos con dinero real en la aplicación.

El problema viene en el momento que, en los juegos multijugador, algunos jugadores obtienen una clara ventaja competitiva frente a otros por haber realizado ingresos a la aplicación por medio de estos pagos.

Por esto, han surgido términos como freemium o pay to win para denominar a este tipo de juegos.

¿Os parecen bien este tipo de métodos para apoyar al creador de estos juegos? ¿Se os ocurre mejores opciones?

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 2 Average: 5]

Contenido relacionado

¿Está bien el uso de emuladores?

A todos los que nos gustan los videojuegos, alguna vez la curiosidad ha llamado a nuestra puerta para preguntarnos cómo eran antiguamente.

Pokémon – ¡Atrápalos a todos!

Todos los que disfrutamos de los videojuegos compartimos algo en común: tenemos recuerdos de infancia jugando a ciertos juegos (valga la redundancia),

Mundial de League of Legends 2018

Comienzo agridulce: un mundial sin SKT La ausencia de Faker, considerado por todos el mejor jugador de la historia; y su equipo,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.