TECNOLOGÍA

¿Para qué sirven los certificados electrónicos y la firma digital?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Desde principios del siglo XXI, las relaciones entre individuos y organizaciones han cambiado significativamente, tanto en España como en el resto del mundo.

La revolución de las tecnologías de información ha abierto un amplio abanico de posibilidades para que las relaciones entre ciudadanos y Administraciones Públicas sean cada vez más rápidas, seguras y eficientes, simplificando así un gran número de trámites administrativos.

Debido a la demanda y el uso cada vez más globalizado de Internet, surge la necesidad de ofrecer al ciudadano un servicio seguro a través del cual pueda intercambiar información de forma efectiva; naciendo así los certificados electrónicos.

Pero, ¿qué son los certificados electrónicos?

Los certificados electrónicos se definen como un conjunto de datos que permiten identificar al titular del certificado para realizar trámites telemáticos a través de internet, a cualquier hora y en cualquier lugar, evitando así desplazamientos y largas esperas.

Mediante el uso de dichos certificados el ciudadano puede firmar electrónicamente documentos, mientras el receptor del documento firmado puede tener la certeza y seguridad de que el documento no ha sido manipulado y está verdaderamente firmado por el emisor de dicho documento.

Los certificados permiten cifrar las comunicaciones y permiten el envío de mensajes cifrados, asegurando de esta forma que solo el destinario de la información tenga acceso a ella. Su funcionamiento está basado en la criptografía.

¿Qué es la criptografía?

El término criptografía proviene del griego “kryptos,” que significa oculto, y “graphia”, que significa escritura.

Se puede definir como la técnica de escribir con clave secreta con el fin de garantizar la privacidad en el intercambio de información. La técnica puede disgregarse en dos partes: por un lado, la criptografía, que se basa en técnicas para cifrar la información y, en contraposición, el criptoanálisis, que busca descodificar dicha información para conocer el mensaje original.

La criptografía es una técnica muy antigua, se dice que incluso esta nace junto el arte de la escritura, así sus raíces se remontan a la antigüedad y es en las civilizaciones egipcias y romanas cuando empiezan a aparecer las primeras prácticas de ella.

Funcionamiento

Su mecanismo de funcionamiento se basa en una pareja de claves criptográficas, una pública y otra privada, ambas creadas mediante un algoritmo matemático, por lo que la información que se cifra con una de las claves solo se podrá descifrar con la otra.

Ambas claves, pública y privada se generan para una misma persona o entidad. Por un lado, la clave pública generada contiene los datos del titular, esta clave pública puede ser entregada de forma libre, debido a su naturaleza pública. Por el lado contrario, la clave privada solo la puede tener bajo su poder el titular del certificado, ya que de lo contrario otro individuo podría suplantar su identidad a través de la red, por lo que es sumamente importante tenerla en un lugar seguro.

Este mecanismo se puede aplicar de manera invertida; así, el que antes fue el destinatario, es ahora remitente y puede cifrar el mensaje con la clave pública que tiene del destinatario, que antes era el remitente, y solo podrá ser descifrado el mensaje por la clave privada de este último. Este es el fundamento básico del funcionamiento de la firma electrónica.

Los certificados electrónicos y la firma digital han supuesto una verdadera renovación en el mundo de las telecomunicaciones, de eso no cabe duda; sin embargo, queda un gran camino por recorrer para que el usuario obtenga una información de calidad, completa y detallada sobre el uso de los certificados y la infinidad de trámites que puede realizar con ellos.

¿Sabías que puedes realizar trámites como: solicitar una beca, sellar el paro, solicitar el informe de vida laboral o apuntarse a una oferta de empleo público mediante el uso de certificados electrónicos?

Si quieres aprovechar al máximo todas las ventajas y utilidades que ofrecen los certificados debes saber que el certificado para persona física está disponible para cualquier ciudadano, y es totalmente gratuito. Solo es necesario ser mayor de edad o estar emancipado y estar en posesión de DNI o NIE vigente.

¡No pierdas más tiempo y hazte con el tuyo!

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 11 Average: 4.7]

Contenido recomendado

Las contraseñas dejarán de ser necesarias

Ya hemos perdido la cuenta del número de perfiles que tenemos creados por internet. En todos ellos, ya sean correos electrónicos, cuentas

Origen de Internet

Todos utilizamos Internet a diario. Por este motivo resulta casi imposible imaginarse nuestro día a día sin acceso al correo electrónico, a

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.