¿Qué hacer con mi mascota en vacaciones?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Queridos onironautas, se aproximan las vacaciones de Semana Santa, por eso este mes hemos decidido proponeros algunas ideas sobre qué hacer con nuestra mascota en vacaciones y períodos de ocio, ya que por desgracia, son las épocas del año en las que más abandonos se producen.

Viajar juntos

Siempre debería ser nuestra primera alternativa, ya que al igual que a nosotros nos gusta cambiar de aires, a ellos también.

Cada vez existen más hoteles, hostales y albergues donde las mascotas están permitidas. Es más, cada vez con más frecuencia, cuentan con acondicionamientos e instalaciones (tales como piscinas, zonas ajardinadas, espacio para juegos…) para que puedan disfrutar ellos también de su período de ocio. Es la mejor opción para establecer vínculos más fuertes y vivir momentos inolvidables junto con nuestro mejor amigo.

Eso sí, debes asegurarte de que dependiendo del destino escogido, exista la posibilidad de que nos requieran también pasaporte para él. Según el Reglamento (UE) nº 576/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, que regula los requisitos aplicables a los desplazamientos sin ánimo comercial de animales de compañía entre Estados miembros de la Unión Europea: “los perros, los gatos y los hurones que se desplacen sin ánimo comercial entre los países miembros deben de ir acompañados de un documento identificativo con el formato de un pasaporte”. Este podrá conseguirse en el veterinario.

También te aconsejamos que antes de realizar un viaje con tu amigo, visites su centro médico y te asegures de que se encuentra en las condiciones óptimas para viajar.

Déjaselo a un amigo, familiar o vecino de confianza

Muchas son las circunstancias que justifican que no podamos llevar a nuestro amigo con nosotros. En estos casos, es conveniente que estudiemos la alternativa de dejar al animal en casa de un familiar, amigo o un vecino que sepamos que va a cuidar perfectamente de él. Siempre será mejor para nuestro amigo, que ya lo conozca previamente, puesto que le facilitará su período de adaptación e incluso le permitirá disfrutar, por qué no, de unas vacaciones en un lugar y con una compañía distinta.

Casa de acogida por vacaciones

Esta es la opción que más relevancia está alcanzando en los últimos años. Muchas son las familias que deciden hacer de su hogar particular un lugar en el que acoger animales por un tiempo limitado. Tienen un coste bastante más inferior que el de las residencias o protectoras caninas. Además, les suelen proporcionar un trato mucho más personalizado y suelen cubrir perfectamente las necesidades de cada animal. La mayoría de opiniones recabadas al respecto que han probado esta opción, aseguran que nuestra mascota en vacaciones disfrutará más que en cualquier otro sitio. No obstante, te aconsejamos previamente evaluar a la familia en cuestión para no dejar a nuestro querido amigo en manos de cualquiera.

Residencia de mascotas

Se trata de una alternativa a tener en cuenta ya que disponen de instalaciones y personal necesario para atender correctamente a nuestro animal. Es muy recomendable para períodos largos de vacaciones y en los casos en los que a nuestro peludo le cueste adaptarse a entornos nuevos, puesto que se quedará allí el tiempo que dure la ausencia y no tendrá que moverse más que para los largos paseos que suelen darles.

Contrata un canguro

Si tus vacaciones no tienen una extensión larga de duración, esta es la mejor elección para tu mascota. Se trata de contratar a una persona para que se hospede en nuestra casa y se haga cargo de nuestro amigo; de esta forma, evitarás que sufra estrés, ni padezca un período complicado de adaptación de otro lugar.

Explícale al cuidador sus costumbres y hábitos y de esta forma evitarás un cambio brusco en la rutina del animal, lo que beneficiará en su salud y a su estado de ánimo.

En definitiva; cualquiera que sea la opción escogida, si no sabes qué hacer con tu mascota en vacaciones, busca referencias e infórmate de aquella que vaya a proporcionarle los mejores servicios y el mayor disfrute a nuestro amigo. Intenta que las vacaciones no solo sean para ti, sino que el peludo de la familia experimente sensaciones agradables nuevas para que note menos tu ausencia.

Si decides cualquiera de las opciones que implique la salida del animal de casa, prepara su equipaje como el del resto de tu familia. Que no se te olvide la documentación (como el microchip y la cartilla veterinaria), alimentación, juguetes o su cama para que se sienta más cómodo en su llegada al nuevo destino.

Y ¡Recuerda! Abandonar nunca es una opción.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 13 Average: 5]

Contenido relacionado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.