Mejórate paso a paso

Mejórate paso a paso

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Para mí, existe una regla básica: «Mientras no te detengas, no pierdes el impulso”. Esto sirve tanto para estudiar para un examen, como para destruir una adicción. Es clave porque lo que dice es que, al continuar con una acción por largo tiempo, el hábito te recordará constantemente por qué empezaste y cuáles son los resultados que estás esperando. Esta frase también describe lo que pasa cuando conviertes en hábito lo que te está haciendo daño. Si nunca te detienes a pensar lo que te está causando daño y los problemas que estás acarreando, jamás podrás ponerle un alto.

Aplica la regla del impulso para todos los consejos que voy a darte a continuación, es decir, que cada día que los repitas te recuerden por qué empezaste.

Tus mejores días

Esta idea no la inventé yo, fue sacada de un estudio que realizó el psicólogo Jordan B. Peterson, profesor de la Universidad de Toronto y escritor de algunos libros. Para él, saber el resultado de los hábitos que tenemos es prácticamente predecir hacia dónde dirigimos nuestro futuro. Y por supuesto, tener el control sobre éstos es clave a la hora de ajustar un camino que nos dirija hacia la meta. La técnica que él comparte en sus conferencias va de determinar detalladamente un horario que establezca nuestros hábitos. La meta, él declara, es cumplir con al menos un 50% de los hábitos que detallaste e ir mejorando en porcentaje mientras avanzas.

Haz como si lo fueras, hasta que lo seas

Esta técnica puede ser aplicada en un área muy pequeña y sin mucha relevancia en tu vida. Y puedes emplearla hasta que se convierta en una actitud. Esta técnica consiste en empezar a actuar comprometidamente como la persona en la que quieres convertirte. Y suena simple pero tendrás que detallar los aspectos de la nueva persona que quieres ser. Tendrás que apegarte conscientemente a ella hasta adaptar tales características y que se conviertan profundamente en tuyas. No va para nada de engañar a la gente. El trasfondo de esta técnica está en que tu cerebro empiece a creerse la nueva actitud y empiece a creer que esta actitud puede lograr lo que la clase de persona en que se convirtió lograría.

El último regalo

¿Has sentido alguna vez que eras diferente a todo el mundo y que hay cosas en tu vida que sólo tu podrías lograr? Pues mi querido amigo o amiga, todo eso es cierto. Puede que todos estemos rodeados de la misma información en redes. De los mismos “memes”, las mismas noticias y de la misma tía que comparte imágenes cristianas en el grupo de la familia de WhatsApp. Puede que sí, pero hay algo que nos distingue, y es la capacidad de escoger lo que es relevante. Es decir, la capacidad para prestar atención a unas cosas y a otras no.

Esta parte la titulé el último regalo porque no es algo innato. El tener en cuenta que eres único por la información que escoges meter en tu cabeza y sobretodo, escoges aplicar, nos distingue entre seres humanos. Esto nos hace y nos hará únicos hasta el final. Así que mi regalo para ti en este post que probablemente unos pocos en realidad tomen en cuenta para aplicar es, por tu libre capacidad de decidir y aplicar: ERES ÚNICO, haz algo con esto.

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 6 Average: 5]

More to explorer

Esta navidad, todos «gordos»

Para muchos españoles, la navidad empieza la mañana en que los niños de San Ildefonso cantan números con ese ritmo tan característico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.