Teorías sobre el origen del lenguaje. Parte II

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Ya tratamos el origen del lenguaje desde un punto de vista social; sin embargo, hay otras hipótesis:

Adaptación física

Aquí tenemos en cuenta los rasgos físicos de los seres humanos que difieren del resto de los seres vivos. Estos son los responsables de la generación de los sonidos del habla.

El paso de una postura cuadrúpeda a una erguida supuso un reajuste tanto de las extremidades anteriores como de los órganos, lo que facilitó la emisión de sonidos consonánticos.

Estos fueron los cambios que contribuyeron a la producción de sonidos consonánticos:

Dientes: Los dientes adoptan una posición recta y todos tienen un tamaño parecido. Esto es una desventaja a la hora de cortar la comida, sin embargo, nos ayuda a producir sonidos como la “d”.

Boca: La boca de los seres humanos es más pequeña que la de otros primates, esto permite que se pueda abrir y cerrar con más facilidad y más rápidamente.

Labios: Los labios están conectados con una musculatura mucho más compleja que en otros seres vivos. Esto permite producir sonidos como la “p” o la “b”.

Lengua: La lengua es más pequeña, gruesa y musculosa que en otros animales. Esto nos ayuda a generar una amplia variedad de sonidos en la cavidad oral.

Laringe: La laringe de los seres humanos contiene las cuerdas vocales. Se diferencia de la del resto de los primates en que la adopción de la postura erguida hizo que la cabeza se adelantara con respecto a la columna vertebral. Esto provocó que la laringe quedara en una posición más baja creando una amplia cavidad llamada faringe que actúa como caja de resonancia de las cuerdas vocales.

El cerebro humano

El cerebro humano es el responsable de controlar estos órganos para la producción de sonidos articulados. Este órgano tiene un tamaño ligeramente superior en relación con el cuerpo. Además, también está lateralizado (cada hemisferio se encarga de unas funciones determinadas).

En la mayoría de los humanos, las áreas encargadas del control de los movimientos implicados en el habla se encuentran en el hemisferio izquierdo.

Casi todas las teorías sobre el origen del habla implican sonidos aislados para señalar objetos, lo que puede haber sido una etapa crucial en el desarrollo del lenguaje, pero este sería un lenguaje carente de organización estructural. Todas las lenguas humanas (incluida la de signos) implican una organización y combinación de sonidos en secuencias determinadas y, al parecer, una parte de nuestro cerebro se ha especializado en generar estas secuencias.

En resumen, el ser humano debió de desarrollar primero la capacidad de nombrar palabras sueltas que se referían a los distintos objetos cotidianos. Sin embargo, otro paso crucial habría sido el de aprender a combinarlo con otro sonido específico. Con el paso de los años, los seres humanos han perfeccionado la capacidad de generar mensajes.

¿Crees que el paso de una postura cuadrúpeda a una erguida hubiera podido suponer el origen del lenguaje?

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 63 Average: 5]

Contenido recomendado

El valle inquietante

¿Alguna vez has visto un robot o personaje y te ha invadido una sensación de incomodidad? Esto tiene una explicación y un

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.