¿Por qué cada vez mi móvil dura menos?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si con el tiempo, tu móvil funciona peor es porque cada vez los fabrican con un ciclo de vida más corto. Y aunque intentemos todo tipo de trucos para que su batería dure más, como no dejarlos conectados toda la noche, cerrar aplicaciones que no usamos o disminuir el brillo, sabemos que terminarán fallando tarde o temprano. Y por desgracia suele ser más temprano que tarde.

Así que hoy queremos contaros algunas de las grandes razones por las que cada vez más fabricantes hacen que sus móviles duren menos. Alguna de ellas seguro que ya os la estáis imaginando. Pero antes hablemos sobre la obsolencia.

¿Alguna vez has oído hablar de la obsolescencia programada?

Quizás solamente escuchando el nombre no sepáis qué es exactamente, pero seguro que alguna vez lo habéis sufrido. ¿Habéis escuchado que las cosas que se compraban hace años eran mejores? ¿o que duraban más? ¿y que hoy en día dejan de funcionar enseguida? ¿O la historia de la bombilla del parque de bomberos de California, que lleva funcionando desde 1901? Pues todo esto tiene una explicación, y esta se puede resumir en una sola palabra: la obsolescencia programada.

Dos caras de una misma moneda

Para afrontar esta realidad tenemos que verlo desde dos puntos de vista diferentes. Son dos de los roles principales de la economía: la empresa y el consumidor. La primera es la encargada de diseñar el producto para posteriormente venderlo. Por otro lado, el consumidor será quien vaya a la tienda para comprarlo y hará uso de él.

¿Por qué mi móvil va más lento que antes?

Seguramente nuestra posición actual sea la de compradores. Y lo lógico es que cuando vamos a comprar algún producto, queramos que nos garanticen un mínimo de calidad y durabilidad. Si nos vamos a un ejemplo claro como el de la telefonía móvil, podremos apreciar este factor de forma más clara. Supongamos que tenemos un teléfono que ya tiene sus años, y llegamos a la conclusión de que ya toca renovarlo porque cada vez falla más. Hace muchísimo tiempo que no cambias de móvil, no te había dado nunca problemas y ya estaba más que amortizado, por lo que optas por volver a comprar un teléfono de la misma marca.

Pasa el tiempo y estás muy contento porque este incorpora muchas mejoras que el anterior no contaba, y es mucho mejor a rasgos generales. Sin embargo, una vez pasado un año y medio, el móvil parece otro. La batería no dura nada, se ha ralentizado de manera muy notable, se sobrecalienta rápidamente… ¿Qué le ha pasado?

Pues este es uno de los efectos de la obsolescencia programada. Los aparatos tecnológicos, hoy en día, se diseñan con tiempo de vida del producto muy definido. Una vez pasado este tiempo, el dispositivo comienza a fallar, obligándote a que, si quieres disfrutar al completo de la experiencia del aparato, tengas que renovarlo. Esto ya viene implícito en la fabricación, o se ve alterado por medio del software del fabricante.

¿Por qué se hace esto?

Hasta este punto parece que las empresas son lo peor que existen. ¿Cómo se les ocurre sacar al mercado productos que cada vez duran menos tiempo? Pues todo tiene una explicación.

Aquí entran en juego dos factores diferentes. El primero es el avance tecnológico. Según pasa el tiempo se invierte mucho tiempo y dinero en investigación, consiguiendo nuevas tecnologías que se van implementado en cada producto que sale a la venta. Este continuo progreso es irrefrenable, y si echamos la vista hacia atrás, siguiendo con el ejemplo de antes, no podríamos imaginarnos un teléfono móvil con la tecnología de hace 5 años. Desde este punto de vista, es recomendable, e incluso necesario, cambiar de dispositivo cada pocos años.

El segundo factor es el monetario. Antiguamente las bombillas duraban mucho más tiempo antes de fundirse. Cada fabricante presumía de lo mucho que duraban sus aparatos tecnológicos, hasta que se dieron cuenta de un pequeño detalle. Si alguien se compra, por ejemplo, una lavadora, hasta que no se le rompa no va a comprar otra, y todo ese tiempo el fabricante va a estar sin ganar dinero. Por lo que, si se reduce el tiempo de vida del electrodoméstico, el cliente tendría que comprar otro antes, y así el fabricante recibiría antes ingresos.

¿Pensáis que los dispositivos seguirán esta tendencia y cada vez durarán menos? ¿Deberían tomar este camino todas las empresas?

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Total: 15 Average: 5]

Contenido recomendado

Mitos sobre el cerebro humano (I)

“El alcohol mata las neuronas” Falso Antes de empezar a desmentirlo, es necesario que nos preguntemos ¿cómo muere una neurona? Podemos definir

2 comentarios en “¿Por qué cada vez mi móvil dura menos?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.